Reportaje a la Dra Sivak

De https://thriveglobal.com/stories on Hannah Sivak

sHéroes: “Nunca elija ´inferiores´ como empleados” Con la autora Dra. Hannah Sivak
Por Alexandra Spirer

Como parte de mi serie sobre fuertes líderes femeninas, he tenido el placer de entrevistar a la Dra. Hannah Sivak, PhD fundadora de Skin Actives Scientific.
Sivak completó su investigación doctoral en el Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Buenos Aires (IIB), bajo la dirección del Dr. L.F. Leloir (Premio Nobel de Química 1970). El segundo libro de la Dra.Sivak, “La revolución científica en el cuidado de la piel” está disponible en ediciones en inglés y en español. Ha publicado más de 60 artículos a nivel internacional, que incluyen revistas y libros bajo estándares científicos sobre diferentes aspectos de la biología, la bioquímica, la biología molecular y la biotecnología. Fue investigadora en las Universidades de York y Sheffield en el Reino Unido entre 1980 y 1990 y profesora (investigación) de bioquímica y biología molecular en la Universidad Estatal de Michigan entre 1990 y 2002. Se retiró de la academia en 2002 y en la actualidad reviste como consultora en calidad de asesora científica al tiempo que supervisa las fórmulas de Skin Actives Scientific.

¡Muchas gracias por hablar con nosotros! ¿Puedes contarnos qué te condujo a esta trayectoria profesional específica?
La necesidad. Vine a Arizona sin trabajo y, como mujer mayor de 50 años no pude encontrar empleo en el mundo académico (presenté solicitudes pero no llegué siquiera a la etapa de las entrevistas). Pero se necesitaría una entrevista aparte para explicar por qué las mujeres mayores de 50 años resultan demasiado mayores para la academia, así que dejemos eso para otro momento.
Buscando alguna oportunidad de empleo encontré un anuncio en la que se requería un químico/bioquímico a tiempo parcial para colaborar en proyectos de cuidado de la piel. Trabajé como asesora para esa empresa por un tiempo, pero me sentía muy frustrada cuando desde el marketing se pedía un asesoramiento científico que luego no seguía. Así fue como con el aliento y empuje de mi hijo comencé a trabajar por mi cuenta, en mi cocina, como si hubiera estado en mis 20 años y no cerca de los 60. ¡Da miedo!

¿Puedes compartir la historia más interesante que te haya sucedido desde que comenzaste a dirigir tu empresa?
Probablemente sea cómo descubrimos que el factor de crecimiento epidérmico (EGF por sus siglas en inglés), una proteína que elaboramos, podía ayudar a aliviar los síntomas de la rosácea. Estábamos vendiendo un suero de EGF con actividad curativa y antienvejecimiento. Hicimos que los clientes lo usaran para combatir el envejecimiento y descubrimos que también los estaba ayudando con la rosácea. Finalmente, encontré en la literatura científica un posible mecanismo para este efecto (hay miles de artículos científicos acerca del EGF), pero la forma en que llegamos a este valioso beneficio fue la comunicación con nuestros clientes. De hecho, he llegado a conocer varios buenos ingredientes gracias a nuestros clientes, generalmente a través de nuestro foro, que ya cuenta con casi 60,000 posteos.

¿Puedes compartir una historia sobre el error más divertido que hayas cometido cuando empezaste? ¿Puedes decirnos qué lección extrajiste de ese error?
Tengo sentido del humor, pero en mis comienzos tenía demasiado miedo como para que mis errores me parecieran divertidos. Todavía puedo recordar el valor en dólares de algunos de ellos.

¿Qué crees que hace que tu empresa se destaque? ¿Puedes compartir una historia?

Formulamos nuevos productos atendiendo a las necesidades y pedidos de la familia y de los clientes. Por ejemplo, formulé nuestra Dream Cream cuando mi nieto, que en ese entonces era un bebé, tuvo una erupción provocada por el pañal. Formulé nuestro Salicylic Wash porque mi nuera tenía problemas de acné.
No dejo que la “moda” y la novedad me empujen. Examino la evidencia científica más avanzada y en base a mi propia experiencia decido si probar un ingrediente o no. Pero no van a lograr que use el ingrediente X solo porque “todos” están entusiasmados con él. Y generalmente encuentro que tenía razón: la moda pasa y en un segundo otra cura milagrosa para las arrugas desaparece en el horizonte.

¿Ahora estás trabajando en nuevos proyectos interesantes? ¿Cómo crees que eso ayudará a la gente?

Creo que hoy en día la educación en el cuidado de la piel es la herramienta más valiosa que le brindamos a las personas, y la damos de forma gratuita. Cuando veo productos de otras compañías advierto que algunos usan ingredientes que a largo plazo dañarán la piel.
También desarrollamos proyectos para mejorar el cuidado de la piel y el cabello de personas que están enfermas y bajo una variedad de tratamientos médicos, tratamientos que si bien les están salvando la vida, desafortunadamente, tienen también efectos secundarios desagradables. Prefiero no dar detalles porque no quiero aumentar la esperanza cuando todavía no disponemos de evidencia suficiente.

¿Qué consejo les darías a otras líderes femeninas para ayudar a que sus equipos prosperen?

Respeten la individualidad de sus asociados, pero recuerden que son maestras. Enseñen. La falta de confianza en uno mismo es un desperdicio de talento y experiencia.

No tengan miedo de cometer errores porque los cometerán de todos modos, y no se culpen por cometerlos. El reproche (y la culpa) puede ser paralizante.

¿Qué consejo les darías a otras líderes femeninas sobre la mejor manera de administrar un equipo grande?

Intenten delegar, pero no permitan que su gente pierda la pista del objetivo principal. Ustedes son las líderes.

Ninguno de nosotros puede lograr el éxito sin alguna ayuda en el camino. ¿Hay alguna persona en particular con la que estés agradecida por haberte ayudado a llegar a donde hoy estás? ¿Puedes compartir una historia sobre esto?

Sí, mis mentores Juana Tandecarz y Carlos Cardini, en el IIB de Buenos Aires. La ciencia que hacían era buena, pero también eran buenas, muy buenas personas, que me respetaban y me cuidaban. He estado tratando de “pasar” ese legado y creo que estarían orgullosos de mí en este sentido.

¿Cómo has usado tu éxito para traer cosas buenas al mundo?

De dos maneras separadas: en mi pequeño rincón (mi negocio, la gente que trabaja con nosotros), trato de enseñar y hacer que su vida sea mejor en pequeñas formas. Mientras estamos despiertos, pasamos más de nuestro tiempo con la gente con quien trabajamos que con la gente en nuestra casa y me gusta ver sonriendo a la gente.
En mi trabajo, nuestros productos son los mejores: realmente ayudan a que la piel se sienta mejor, sane mejor y, por supuesto, se vea mejor. Sé que la mayoría de nosotros va a vivir hasta la vejez madura y por eso debemos cuidar nuestra piel para que pueda hacer su trabajo, nos proteja y vincule con el medio ambiente. Hasta el final.

¿Cuáles son tus “5 lecciones de liderazgo que aprendí de mi experiencia” y por qué? (Por favor, compartí una historia o ejemplo para cada uno.)

1. Cuando tenga que elegir a una persona con quien trabajar, elija personas que sean mejores que usted. No tenga miedo de la excelencia. Muchas personas eligen “inferiores” como empleados.
2. No acepte el bullying. Lo hice y perdí años de mi vida como científica.
3. Está bien tener miedo al cambio, pero adelante de todos modos. Lo aprendí de mis abuelos. Trato de imaginar a mi abuela con sus tres hijas pequeñas en la tercera clase de un barco, pero no puedo. Lo que sea que me asusta no puede ser tan malo como eso.
4. La torre de marfil está hecha de queso. Muchos de nosotros soñamos con una carrera en el mundo académico. Para muchos de nosotros fue un espejismo.
5. Puedes pensar que tomas decisiones, pero con demasiada frecuencia las decisiones te toman a tí. Me encantaba trabajar en el Instituto Leloir en Buenos Aires, pero no tenía el estómago necesario para leer todos los días sobre personas que habían sido secuestradas en la calle o sobre cuerpos encontrados en el parque donde jugaban mis hijos. Y años después tenía muchas ganas de quedarme en Sheffield pero Margaret Thatcher cerró el instituto donde estaba trabajando.

Eres una persona de gran influencia. Si pudieras inspirar un movimiento que redundara en la mayor cantidad de bien para la mayor cantidad de personas, ¿cuál sería? Nunca se sabe qué puede desencadenar tu idea.

Educación científica; porque puede ayudar a las personas a tomar decisiones informadas sobre cosas tan dispares como por qué te enamoras y cómo elegir tu jabón. La ciencia ha avanzado mucho y, sin embargo, muchas personas siguen tomando decisiones en base a creencias que estaban en vigencia durante la Edad Media.

¿Puedes por favor darnos tu “cita lección de vida” favorita? ¿Puedes compartir cómo ha sido relevante para tí en tu vida?
Solía ser “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”, de un poema de Antonio Machado.
Ahora, creo que me sienta mejor “puede que no haya ido a donde tenía la intención de ir, pero creo haber terminado donde necesitaba estar” (Douglas Adams). Me recuerda que tal vez no obtuve lo que quería, pero sí lo que necesitaba.

Algunos de los nombres más importantes en Negocios, Fondos de inversión, Deportes y Entretenimiento leen esta columna. ¿Hay una persona en el mundo o en los Estados Unidos con quien te gustaría tener un desayuno o almuerzo privado y por qué? Él o ella podría ver esto si lo identificamos.

Nancy Pelosi. Me gustaría tener una pasantía con ella. Muestra equilibrio, fuerza y determinación cuando se enfrenta a los matones. Conocí a matones varias veces durante mi vida como científica, pero no estaba preparada para ellos. Me quedé helada y perdí demasiadas oportunidades por ceder ante matones.

Traducido por la Dra Cecilia Hidalgo

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.