La menopausia “común”

Una vez finalizada la edad reproductiva, ya no somos útiles para preservar la especie humana. Salvo, por supuesto, como madres, abuelas, tías, etc., roles en los que probablemente somos vitales para la supervivencia de la especie humana. También somos el más grande repositorio de sabiduría. ¿No es cierto?
Con la menopausia, nuestros cuerpos desactivarán las funciones asociadas con la reproducción porque ya no son necesarias. También se verán afectadas otras funciones. Eso es molesto, por decir lo menos.

Menopausia y hormonas
Las mujeres que han decidido no recurrir a la terapia de reemplazo hormonal (TRH) después de la menopausia pueden esperar cambios lentos en sus cuerpos, incluida, por ejemplo, la pérdida de densidad ósea. A muchas mujeres las toman por sorpresa los cambios que ven en su piel y cabello. ¿Qué pasó? Nuestra piel y cuero cabelludo poseen receptores del estrógeno, y cuando los niveles de estrógeno disminuyen con la menopausia, la piel y el cabello envejecen muy rápidamente, porque el estrógeno ya no está allí para transmitir mensajes a las células de la piel y el cuero cabelludo.
El contenido de colágeno de la piel, el grosor de la piel y el contenido mineral del hueso del antebrazo en mujeres posmenopáusicas muestran disminuciones similares de entre el 1-2% por año después de la menopausia. No podemos considerar que estas disminuciones en la estructura y función del tejido conectivo sean anormales, porque todas las mujeres que viven hasta cierta edad las experimentarán con el tiempo. Pero normal no significa aceptable. Hoy, cuando la expectativa de edad ha aumentado en décadas, las mujeres tenemos derecho a sentirnos contrariadas por esta condición que nos envejece demasiado pronto en momentos en que disfrutamos de vidas plenas y exigentes. Lo que era bueno para las mujeres de la época de las cavernas, que terminaría devorada por un león antes de cumplir los 40 años, no es suficientemente bueno para las mujeres modernas. Al menos, no lo es para mí.

Estradiol: una de las hormonas femeninas que disminuye drásticamente durante la menopausia.

Si no vas a recurrir a la HRT y no estás lista para ver envejecer tu piel y tu cabello prácticamente de la noche a la mañana, tenés varias opciones. Por ejemplo, podés optar por productos para el cuidado de la piel y el cabello que disminuirán la velocidad e incluso revertirán el envejecimiento de la piel y el cabello. Las isoflavonas de soja ayudarán mucho, al igual que nutrientes como los péptidos de colágeno, el ácido hialurónico y diversas vitaminas.

Para el cabello, probá el suero Skin Actives Hair Care, que detendrá la caída del cabello y le devolverá algo de volumen; fíjate en la apigenina que integra la lista de ingredientes. También ofrecemos un suero para recuperar las pestañas y las cejas. Tené cuidado con el champú que usás: no necesitás burbujas, y si las burbujas están allí porque contiene laurilsulfato de sodio, el precio que pagarás será una pérdida de cabello aún mayor. Podés usar Sea Kelp Coral como acondicionador para el cabello, que hará que tu cabello se sienta “más suave” y también le proporcionará nutrición.

Para los labios, fíjate en nuestro Kit para el cuidado de los labios, repleto de nutrientes que la naturaleza le niega a los labios de las mujeres mayores de cincuenta años. Además podés probar nuestra crema antienvejecimiento, que contiene de todo un poco y funciona de manera excepcional. Esta crema muy compleja contiene isoflavonas de soja y resveratrol, que, entre sus múltiples propiedades, incluyen el aumento de la actividad fitoestrogénica.
El refuerzo SAS Elixir10 es un mix de extractos botánicos beneficiosos que pueden suministrar a tu piel (y cuero cabelludo) sustancias químicas beneficiosas que se ligarán a los receptores de estrógenos que quedan vacíos durante la menopausia.

Fitoestrógenos
Los fitoestrógenos son sustancias químicas vegetales que pueden interactuar con dos de los receptores más importantes de las hormonas esteroides: la globulina que liga a las hormonas sexuales y el receptor de estrógenos citosólicos. La estructura química de los fitoestrógenos difiere mucho y puede parecer muy distinta a la del estradiol, pero una parte de la molécula es lo suficientemente similar al estrógeno humano como para engañar al receptor.
Aquellos que piensan que tal vez la Madre Naturaleza hizo estos químicos para nuestro beneficio, insisto en que piensen que son parte del sistema de defensa de las plantas contra los hongos. Sepan además que en la década de 1940 se observó que los pastos de trébol rojo, una planta rica en fitoestrógenos, afectaban la fecundidad de las ovejas que las ingerían en su pastoreo. Es probable que estas plantas hayan desarrollado las vías bioquímicas requeridas para producir los metabolitos secundarios que alteran el equilibrio hormonal de sus depredadores, disminuyendo las tasas de natalidad en ovejas o cualquier otro animal que las tomara como desayuno.
En nuestro Elixir10 utilizamos extractos botánicos estandarizados para su uso en productos químicos con propiedades estrogénicas. Como beneficio adicional, muchos de estos químicos tienen otras propiedades beneficiosas, que incluyen actividades antioxidantes y anticancerígenas, y protección contra el daño de los rayos UV. Tené en cuenta que las propiedades beneficiosas que se enumeran a continuación van más allá de las propiedades estrogénicas.

Elixis 10: Genisteína de soja (Glycine max), lignanos de lino (Linum usitatissimum), Diosgenina de ñame silvestre, Daidzeína de soja (Glycine max), extracto de regaliz (Glycyrrhiza glabra), luteolina, resveratrol, apigenina, floretina, Puerarina de Kudzu (Pueraria lobata).

• Puerarina de Kudzu. La pueraria es un remedio rejuvenecedor popular en Tailandia, una tradición que se transmite de generación en generación. Su nombre tailandés es White Kwao Krua o Kwao Keur. Además de la puerarina -el glucósido 8-C de la daidzeína-, kudzu contiene otros fitoestrógenos, como miroestrol, deoxymiroestrol, daidzeína, genisteína y coumestrol.
• La genisteína y la daidzeína estimulan la síntesis del ácido hialurónico. La genisteína induce la colagenación en la cicatrización de heridas de tejidos blandos e inhibe la tirosina quinasa.
• Los lignanos de lino son una clase de fitoestrógenos con propiedades antioxidantes y de prevención del cáncer; fortalecen la piel ayudando a prevenir cicatrices y estrías. La semilla de lino también se usa para el acné, los síntomas de la menopausia y el dolor en las mamas. Asimismo es un antiinflamatorio que ayuda con el eccema y la psoriasis.
• La daidzeína activa los tres receptores del proliferador de peroxisoma activados (PPAR) isoformos, un grupo de proteínas receptoras nucleares que funcionan como factores de transcripción regulando la expresión de genes, la diferenciación celular, el desarrollo y el metabolismo.
• Luteolina: un flavonoide con excelentes propiedades: protección contra la peroxidación lipídica y la activación de la proteasa por radiación UV, antienvejecimiento, antiprurito, antiinflamatorio. Pronto comenzaremos a vender este activo de manera individual.
• El resveratrol (3, 5, 4′-trihidroxiestilbeno) es un antioxidante polifenólico que se encuentra en las uvas y el vino tinto, bloquea la activación mediada por UV B del factor NFkappa-B, y éste es el mecanismo de protección contra la fotocarcinogénesis. Los polifenoles vegetales como el resveratrol pueden beneficiar la piel con actividad antiinflamatoria y cicatrizante de heridas mediante su interacción con los receptores del factor de crecimiento (y las vías citoplasmáticas y nucleares que controlan estos receptores) además de la actividad antioxidante directa.
• La apigenina es un flavonoide fenólico que se encuentra en la manzanilla y en muchas otras plantas. Este antioxidante tiene actividad antiinflamatoria y quimiopreventiva contra el cáncer de piel y además previene el cáncer de piel inducido por los rayos UV A y B. También puede ayudar a prevenir el envejecimiento de la piel por los rayos UV a través de la inhibición de las metaloproteinasas.
• La floretina de manzana es un buen antioxidante e inhibe la actividad elastasa. Se ha demostrado que la floretina inhibe la proliferación de las células de cáncer de mama.
• Diosamina de ñame silvestre.

Brincat, M. P.; Baron, Y. Muscat; Galea, R. (2005) “Estrogens and the skin.” Climacteric, 8(2), 110-123

 

ADVERTENCIA: Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la FDA y no están destinadas a diagnosticar, curar, tratar o prevenir ninguna enfermedad.

Traducido por la Dra Cecilia Hidalgo

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.