Skip to content

¿Tu piel necesita aceite de coco?

Los aceites vegetales son tan buenos (o tan malos) como su composición química. Que sean “buenos” o “malos” depende del uso que estés planeando para ellos. Cuando se trata de energía y esqueletos de carbono, nuestro cuerpo (y nuestra piel) puede usar prácticamente todo. Cuando se trata de construir la célula y sus membranas, algunos ácidos grasos, como los ácidos linoleico y alfa-linolénico, son esenciales porque no podemos producirlos.
¿Qué sabemos sobre la composición del aceite de coco? A continuación verás la lista de ácidos grasos, la cantidad de carbonos que tienen y si están saturados o no. El aceite de coco no te proporcionará los ácidos grasos esenciales que necesitás, eso es seguro.


Tipo de ácido graso %
Caprílico saturado C8 7%
Cáprico saturado C10 8%
Láurico saturado C12 48%
Mirístico saturado C14 16%
Palmítico saturado C16 9.5%
Oleico monoinsaturado C18:1 6,5%
Otros 5%


El punto de humo del coco es bajo, por eso si lo freís no te dará más de una fritura (no lo reutilices). En cuanto a tus arterias, el aceite de coco se comportará como la manteca o la grasa vacuna.


¿Y el acné? Las bacterias de la piel varían en sus preferencias. Se ha demostrado que el ácido oleico es un nutriente importante para la bacteria Cutibacterium acnes. El ácido oleico también juega un papel crítico en la adherencia de las bacterias del acné y la formación de biopelículas; la formación de biopelículas está relacionada con la patogénesis del acné.


El sebo humano normal se compone principalmente de triacilgliceroles, ésteres de cera, escualeno y ácidos grasos libres con cantidades menores de colesterol, ésteres de esteroles y diacilgliceroles. Aparentemente, el aumento de la producción de sebo puede empeorar el acné, pero los cambios en la composición química del sebo también tienen efecto. Por ejemplo, un aumento de los ácidos grasos monoinsaturados puede promover la patogénesis del acné. Se sabe que existe un vínculo entre la dieta y el acné, pero los mecanismos de acción aún están en disputa.


Las bacterias del acné no necesitan aceite de coco en tus productos para el cuidado de la piel para prosperar, porque el ácido palmítico ya está en el sebo que produce nuestra piel. ¡Pero no veo el sentido de tratar de controlar la producción de sebo (por ejemplo, usar T-zone serum) y luego alimentar a las bacterias del acné con un suero “natural” que contiene aceite de coco!


Consultá también este posteo.


Las afirmaciones de esta página no han sido evaluadas por la FDA y no están destinadas a diagnosticar, curar, tratar o prevenir ninguna enfermedad.

Traducido por la Dra Cecilia Hidalgo

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.