¿Qué es lo que importa? ¿El producto para el cuidado de la piel o el “masaje” que nos damos al aplicarlo?

La aplicación de un producto para el cuidado de la piel que te resulta bueno o agradable es buena para vos, aunque no te de resultados duraderos.

Dudo que alguien haya medido los efectos sobre la salud de un masaje, un baño, el beso de un nieto o la aplicación de una crema en la cara, si bien todo esto nos brinda una sensación de bienestar que tendría que hacernos sentir mejor y funcionar mejor.

Pero para el cuidado de la piel, los ingredientes y la fórmula son los que marcan la gran diferencia, especialmente a medida que envejecemos y nuestro cuerpo descuida nuestra piel porque es menos importante que el corazón. Pero, mientras que tu corazón sigue latiendo, la piel rígida y delgada te hará la vida difícil de muchas maneras. Las personas mayores terminarán con heridas que no sanarán nunca y las personas más jóvenes se sentirán incómodas con una piel delgada y rígida. De modo que la respuesta es que es el producto lo que hace una gran diferencia.

Podés lograr que tu piel se vea y funcione más joven si le proporcionás los nutrientes, las enzimas antioxidantes y los factores de crecimiento que han quedado reducidos a su mínima expresión.

Adquirí los mejores productos para el cuidado de la piel que puedas, y esto no significa los más caros (con envases caros, muy publicitados, etc.) sino aquellos con las mejores listas de ingredientes.

El uso de productos malos puede dañar tu salud pero, lo que es más frecuente, constituyen una oportunidad perdida de darle a tu piel lo que realmente necesita.

ADVERTENCIA: Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la FDA y no están destinadas a diagnosticar, curar, tratar o prevenir ninguna enfermedad.

Traducido por la Dra Cecilia Hidalgo

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.