Skip to content

¿Publicidad o fraude? Cuando las palabras no significan lo que vos pensás

El colágeno vegano NO es colágeno
Ingredientes: colágeno (vegano) *, agua, propanodiol, isononanoato de isononilo, butilenglicol, glicerina, betaína, pentilenglicol, palmitato de dextrina, aminoácidos de colágeno (vegano), exopolisacáridos de Parachlorella Beijerinckii, Aceite de Chlorella Protothecoides, Extracto de flor de Helichrysum Stoechas, Extracto de Cylindrotheca Fusiformis, Niacinamida, Tocoferol, Palmitoil tripéptido-1, Palmitoil tetrapéptido-7, Adenosina, aceite de semilla de Helianthus annuus (girasol), Leuconostoc / Filtrado de fermento de raíz de rábano, triglicérido caprílico / cáprico, ácido palmítico, EDTA disódico, carbómero, lactato de sodio, amodimeticona, homosalato, polisorbato 20, butil metoxidibenzoilmetano, 1,2-hexanodiol, caprilil glicol, Octocrileno, hidróxido de sodio, fenoxietanol, fragancia, limoneno, betacaroteno (CI 40800).

El colágeno vegano es una nueva tecnología innovadora creada a partir de unir fibras de proteína de maíz, soja y trigo, lo que da como resultado aminoácidos veganos que imitan estructuralmente y cumplen una función similar al colágeno de origen animal utilizado en productos cosméticos.
¡Corré cuando veas “nuevo, innovador”!

Las defensinas no te defienden de las arrugas
¡Tienen actividad antibacteriana!
Agua, ciclopentasiloxano, glicerina, niacinamida, filtrado de fermento de sinorhizobio meliloti, dimeticona, polisorbato 20, polímero cruzado de dimeticona / vinil dimeticona, lauril PEG-9 polidimetilsiloxietil dimeticona, Acriloildimetiltaurato de amonio / Copolímero VP, Fosfolípidos, Alfa-Defensina 5, Beta-Defensina 3, Palmitoil tripéptido-38, Hialuronato de sodio, extracto de Arabidopsis thaliana, extracto del coral látigo de mar, ergotioneína, aceite de semilla de Helianthus annuus (girasol), extracto de hoja de Rosmarin Offinalis (romero), acetato de tocoferilo, ubiquinona, leuconostoc/filtrado de fermento de raíz de rábano, albúmina, L-alanil-L-glutamina, triglicérido caprílico/cáprico, cetilhidroxietilcelulosa, lecitina, hidroxipropil ciclodextrina, Ácido fítico, fenoxietanol, caprilil glicol, etilhexilglicerina, hexilenglicol, cloruro de sodio.

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Algunas defensinas han sido relacionadas con problemas de la piel como la psoriasis y el eccema.

Yerba santa y otras hierbas mágicas


Energiza los folículos pilosos mediante un efecto similar al de la cafeína
• Protege los folículos pilosos del estrés oxidativo
• Retrasa el envejecimiento de los folículos pilosos
• Aumenta tanto el crecimiento como la densidad del cabello

Algunos de los productos químicos en la yerba santa: esterubina, homoeriodictyol, eriodictyol
Los pueblos nativos californianos usaban sus hojas en forma de té, con las que trataban enfermedades respiratorias, resfriados y dolores de estómago (además de hacer simplemente una taza de té). Un extracto potente y caliente puede aplicarse a erupciones causadas por un roble venenoso para acelerar la curación. Se puede aplicar una cataplasma de hojas a las heridas, los músculos doloridos, sobre las fracturas óseas y donde ataca el reumatismo. También se las usaba como planta de humo, que se decía ayudaba a las personas con asma.

Yerba santa no va a mejorar tu piel, no importa lo “santa” que sea.


Péptido de cobre
Nosotros, los seres vivos, perderemos la batalla contra las especies reactivas de oxígeno (ROS *). ¿Podemos pedir a las empresas de cuidado de la piel que no se pongan del lado del enemigo? Después de todo, nosotros somos sus clientes (¡no las ROS *!).
¿Qué es un péptido de cobre? Cualquier cosa que se te pueda ocurrir. Cuenta la historia que el gran Mago de Oz descubrió un péptido de cobre mágico que era responsable de la juventud. Los viejos tienen poco, los jóvenes tienen mucho.
Aquí comienza la estafa: la asociación no implica causalidad. Una persona joven puede tener más A B y C que una persona mayor, pero esto no significa que A, B o C sean la razón por la cual la piel (o el hígado) de alguien joven se comporta de manera diferente. Sin embargo, éste es el “argumento” que utilizan muchas marcas para venderte un producto. Cada marca comercial te dice que es su A (o B o C) lo que hace la diferencia.
Y no, no es cierto. En el caso del cobre es aún peor, porque de los muchos ingredientes que podés aplicar a tu piel, el cobre es uno que seguramente la dañará si lo usás por encima de una concentración muy baja. El cobre es un micronutriente, es decir, necesitamos muy poco y ya tomamos mucho del medio ambiente. De hecho, puede que seas una de las personas desafortunadas que ya tienen demasiado cobre.
¿Y adiviná qué? La misma empresa que hace alharaca con un artículo menor publicado hace más de 40 años, ni siquiera se molesta en gastar dinero en el péptido “mágico” que publicita. En cambio, le agregan una sal inorgánica de cobre a una sopa de soja y te la venden. Aquí tenés la fórmula:
Agua purificada, péptidos de cobre (proteína de soja hidrolizada * y cloruro de cobre), glicerina, fenoxietanol, hidroxietilcelulosa, polisorbato 20, alantoína, glicina, gel de jugo de hoja de aloe barbadensis (aloé vera), fragancia (mascarilla a base de hierbas), tocofrersolano (vitamina E) ), ubiquinona (CoQ-10) y xantofila (luteína).
Este producto es malo para tu piel y tu cuerpo. Si tenés la mala idea de usar ácido ascórbico al mismo tiempo, promoverá la formación de las ROS.

 

Traducido por la Dra. Cecilia Hidalgo

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.