Skip to content

Prevenir el daño a la piel es (más o menos) fácil. Pero, ¿se puede reparar el daño una vez que ya está hecho?

¿Daño de qué? ¡Del ambiente! Me refiero a alta energía más allá de lo que nuestra piel puede soportar. Energía por radiación ultravioleta que directamente daña macromoléculas (como el ADN) sumada a las especies reactivas de oxígeno (ROS *) que se forman cuando los rayos ultravioleta llegan a la piel y reaccionan con las moléculas capaces de producirlas.
Sí, nuestra piel ha desarrollado hermosos mecanismos para defendernos de esos peligros, pero la evolución no nos preparó para los bronceados ni para la contaminación urbana.


¡Prevenir!
Comenzá por prevenir los daños de los rayos UV y las ROS * (tanto los que se producen por la acción de los rayos UV como los presentes en el aire contaminado de la ciudad) con el protector solar SPF 30 y la crema hidratante de día antioxidante Moisturizing Antioxidant.


¡Reparar!
Reparar con Crema aclaradora de piel Skin Brightening y con Crema para reparación UV Repair .
Leé más sobre las ROS *, el sol y su efecto en nuestra piel en mi libro y en este mismo blog. Por ejemplo:
Cómo proteger y reparar la piel: un nuevo paradigma. ROS * y antioxidantes
Sobre la Crema Antioxidante Skin Actives, la mejor crema antioxidante que podés encontrar

 


ADVERTENCIA: Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la FDA y no están destinadas a diagnosticar, curar, tratar o prevenir ninguna enfermedad.

 

Traducido por la Dra Cecilia Hidalgo

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.