Los aceites esenciales pueden solucionar todos tus problemas de piel. ¿De verdad? No, de verdad que no.

¡Nunca apliques un aceite esencial directamente sobre tu piel! Son sustanicas químicas potentes, lo suficientemente potentes como para disolver el plástico y matar las células de la piel.

Las moléculas muy volátiles de los aceites esenciales alcanzan los bulbos olfativos en nuestras narices, dándonos un gran placer. Los aceites esenciales se extraen de una variedad de plantas y contienen productos químicos volátiles que pueden evaporarse por destilación, aunque a veces se los exprime directamente de las hojas y la cáscara de la fruta.
El alto precio de algunos aceites esenciales de flores se debe a su bajo rendimiento, es decir, se deben procesar muchas libras de material vegetal para obtener solo unas pocas gotas de aceite esencial.
Los aceites esenciales son una mezcla compleja de diferentes productos químicos: terpenos, alcoholes, fenoles, cetonas, hidrocarburos, etc.
Para las plantas que los producen, las sustancias químicas presentes en los aceites esenciales son útiles como antivirales, antifúngicos, antioxidantes, para atraer polinizadores y disuadir a los animales de alimentarse de ellos.

Algunos datos interesantes y alarmantes sobre los aceites esenciales.
Es cierto que podés encontrar un aceite esencial para cada problema de la piel. ¡Tanto para arreglarlo como para causarlo!
* El aceite de árbol de té tiene propiedades antibacterianas pero puede ser irritante y alergénico.
* El aroma del bálsamo de Perú es encantador, pero este aceite esencial es uno de los químicos naturales más alergénicos. Increiblemente, lo encontrarás en una crema para la dermatitis del pañal! Usá esta crema y podrías comenzar a verte en una pesadilla interminable. ¡Es posible que el pediatra no te pregunte qué estás usando en la colita de tu bebé!

Bisabolol, uno de los componentes del aceite esencial de manzanilla, es antiinflamatorio. Pero esto no significa que no puedas volverte alérgico a otros componentes de ese aceite esencial.
¡No supongas que porque los químicos en los aceites esenciales son naturales, son buenos para vos! A altas concentraciones, es probable que todos sean irritativos. Muchos de ellos son además alergénicos.

Anís del fruto de Illicium verum, el anís estrella. Antibacteriano, analgésico y antioxidante, se usa en la medicina china y le da su aroma al licor Galliano.
El aceite esencial de cedro se extrae de la madera de Juniperus virginiana. Un poderoso antiséptico, fungicida y antiseborrea (ayuda con la caspa y el cabello graso).
Manzanilla. El aceite esencial de Chamomilla recutita (L.) (también llamada Matricaria recutita L.), una planta que se cultiva principalmente en Europa central y oriental, Egipto y Argentina, puede contener hasta un 50% de alfa-bisabolol. El bisabolol y el chamazulene (que es responsable de su color azul profundo) contribuyen a las propiedades antiinflamatorias del aceite de manzanilla genuino.
Lavanda (Lavandula sp.) El hermoso aroma de la lavanda es la razón habitual para su uso, pero sus hojas también contienen productos químicos con propiedades antisépticas, antibacterianas y analgésicas, como el alcanfor y el cinamaldehído. Puede ser alergénico.
Aceite esencial de melisa, bálsamo de menta, melisa, bálsamo dulce (Melissa officinalis). Antiinflamatorio (probablemente inhibiendo la hialuronidasa), antimicrobiano, antiviral, antifúngico, ayuda con la curación y picazón, antioxidante. Contiene productos químicos valiosos como los ácidos rosmarínico, ursólico y cafeico y luteolina
Aceite de hierba de limón (Cymbopogon citratus) Este aceite esencial, obtenido generalmente por destilación al vapor, tiene actividad antimicótica y puede usarse contra los dermatofitos. Contiene citrato de monoterpeno como componente principal (75%) que encuentra usos como agente aromatizante, y en la industria farmacéutica y de perfumería como precursor natural de la vitamina A semisintética.
Menta de las hojas de Mentha arvensis. Aroma encantador y antimicrobiano.
Salvia de las hojas de Salvia lavandulifolia. Antiinflamatorio, antiséptico y astringente.
Aceite esencial de sándalo. Este carísimo aceite esencial es la única fuente conocida de alfa-santalol. Este agente quimiopreventivo para el cáncer de piel induce la muerte apoptótica de las células A431 del carcinoma epidermoide humano mediante la activación de caspasa.
El aceite esencial de Coleus forskohlii tiene actividad anti-acné.

 

ADVERTENCIA: Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la FDA y no están destinadas a diagnosticar, curar, tratar o prevenir ninguna enfermedad.

Traducido por la Dra Cecilia Hidalgo

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.