Skip to content

“Libre de crueldad” también es sentido común

Probar productos para el cuidado de la piel en animales no solo es cruel, sino también inútil.

Las listas de ingredientes que se consideran “comedogénicos” provienen de un antiguo estudio en el que  se aplicaban los productos a la oreja de un conejo durante días y se verificaba luego la formación de comedones. Es tonta la suposición de que la piel de un adolescente se comportaría como una oreja de conejo.

Para ajustarse a viejas leyes que exigían pruebas de seguridad de los ingredientes y productos, en tiempos antiguos los gobiernos creían que las pruebas con animales valían para probar la seguridad.

La noticia que sigue ya es historia: la experimentación con animales en animales ha sido prohibida en Europa desde la década de 2000, e incluso antes en algunos otros países.

Pero quizás no sea una noticia tan antigua, puesto que los EE. UU. no tienen una ley federal que prohíba las pruebas de productos para el cuidado de la piel en animales. No obstante, varios estados han promulgado leyes contra la crueldad animal desde hace ya algún tiempo.

En Skin Actives no utilizamos ningún ingrediente testeado en animales, y probamos todos nuestros nuevos productos en nosotros mismos. ¡Esto es más útil! Podemos saber cómo se siente el producto en nuestra piel y juzgamos mejor si pica o no.

Cuando se trata de la seguridad de los ingredientes, los científicos han desarrollado pruebas in vitro que pueden ser útiles, pero en general preferimos evitar el uso de ingredientes “nuevos” cuando existen viejos ingredientes que han demostrado ser seguros y útiles por décadas o incluso siglos en nosotros, los humanos.

 

Traducido por la Dra. Cecilia Hidalgo

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.