Estamos usando más protector solar, pero el cáncer de piel sigue aumentando. ¿Por qué?

Se podría suponer que a medida que más personas usen protector solar, la incidencia de cáncer de piel disminuirá. En realidad, la incidencia de cáncer de piel de tipo no-melanoma está aumentando en todo el mundo a pesar del mayor uso de protectores solares. En 2014, el portavoz principal en asuntos de salud pública del gobierno federal de los Estados Unidos (Surgeon General ), estimó que 2.2-5.0 millones de personas han sido tratadas anualmente por carcinoma de células basales y carcinoma de células escamosas.

¿Por qué hay más cáncer de piel a pesar del uso de protector solar?
No soy epidemióloga (y no he encontrado explicaciones en la literatura), pero puedo pensar en algunas razones.

1. La sensación de invencibilidad del protector solar hace que las personas pasen más tiempo al sol.
2. La edad promedio de la población está aumentando. En igualdad de condiciones, todos los tipos de cáncer deberían aumentar porque el cáncer tiene más tiempo para aparecer cuando las personas viven más tiempo. Una vida más larga le da a nuestros cuerpos más tiempo para acumular mutaciones y algunas de esas mutaciones afectarán los genes que controlan la división celular.
3. La contaminación ha aumentado en muchas ciudades.
4. La capa de ozono en la estratosfera absorbe los rayos UV (97-99% de los rayos UV en el rango de 200 nm a 315 nm), actuando como un protector solar de la Tierra, pero la actividad humana ha estado destruyendo la capa de ozono. La destrucción de la capa de ozono por la contaminación conduce a un aumento de la radiación UV que alcanza el nivel del mar.
5. ¿Es el peróxido de benzoilo un factor en este aumento? No sería la primera vez que nos venden un producto que daña nuestra piel o nuestra salud en general, y el peróxido de benzoilo es omnipresente en los productos para el acné. No encontrarás peróxido de benzoilo en los productos para el control del acné de Skin Actives. ¡Ciertamente no en nuestro Zit ender which works in a completely different way.
Sean cuales fueren las razones, me parece que es necesario que aumentemos las medidas preventivas y correctivas, más allá del uso de protectores solares.

El espectro de luz solar y el cáncer de piel
La luz ultravioleta está comúnmente implicada en el desarrollo del cáncer de piel. Veamos algo del espectro solar.
La luz ultravioleta se clasifica en tres categorías: UVA (onda larga, luz negra, 315 a 400 nm), que causa bronceado, UVB (onda media, 280 a 315 nm), que causa quemaduras solares, y UVC (onda corta, germicida, 100 a 280 nm), que es filtrada por la atmósfera y no nos alcanza.

Es importante tener en cuenta el papel potencial de la luz visible y la radiación infrarroja cercana (NIR por su sigla en inglés, Near-Infrared Radiation). Recientemente, diversos estudios han examinado el posible papel perjudicial de estas otras formas de la luz, lo que sugiere que tanto la luz visible como la NIR pueden causar la generación de radicales libres, incluidas las ROS. Los estudios también han demostrado que la luz visible puede empeorar los trastornos de la pigmentación, como el melasma. Está claro que la luz visible y la NIR pueden alterar la piel humana, sin embargo, el daño exacto provocado por estas longitudes de onda sigue sin estar claro.

Prevención y protección (más allá del protector solar)
El protector solar no es una herramienta perfecta. Tal vez es hora de redefinir una “persona cool” como alguien que conoce su cuerpo y acepta los límites que nos impone la naturaleza. Evitá el sol, usá un sombrero, no salgas en busca de un bronceado o una quemadura solar. Las quemaduras solares son definitivamente no-cool.
La prevención sigue siendo la opción más adecuada y sencilla, porque hay muchas herramientas para prevenir el daño al ADN, pero después de dañarlo poco puede hacerse. ¿Qué otros recursos preventivos tenemos además del protector solar?

Las especies reactivas de oxígeno (ROS *) están muy involucradas en el mecanismo de daño solar a la piel, por lo que desarmar las ROS * debería ser una parte importante en la prevención del daño del ADN. Numerosos estudios han encontrado que el daño al ADN mediado por el estrés oxidativo juega un papel importante en las diversas etapas de iniciación, promoción y progresión del cáncer. La peroxidación lipídica de las membranas celulares y la acumulación de productos mutagénicos en el ADN pueden contribuir a los mecanismos de carcinogénesis. El acortamiento de los telómeros a través del estrés oxidativo y la senescencia también aumentan el riesgo de cáncer.
A las quemaduras solares les sigue la inflamación. Durante la inflamación, la producción aumentada de las ROS * induce daño en el ADN, inhibición de la apoptosis (muerte celular programada) y activación de protooncogenes. Las células inflamatorias son particularmente efectivas en la generación de ROS * y otras especies reactivas, aumentando el daño oxidativo y promoviendo diversos mecanismos de carcinogénesis.
Por favor, leé mis publicaciones anteriores, pues ya he discutido allí las herramientas ofrecidas por Skin Actives para desarmar las ROS *. Además, echá un vistazo a los productos calmantes de Skin Actives, un suero y una crema.

Reversión del daño del ADN
¿Cómo enfrenta la célula al ADN dañado? El daño al ADN, causado por el metabolismo celular normal, o por los rayos UV, o por los radicales libres, ocurre todo el tiempo, con lesiones moleculares que se cuentan en millones por día. El daño en el ADN puede evitar la producción de una proteína activa o afectar la supervivencia de las células producidas a medida que la célula dañada se divide. Cuando se ha producido demasiado daño, la célula envejece, morirá o, peor aún, entrará en una división celular no regulada, lo que puede provocar cáncer.
La reparación del ADN es vital para la vida y es compleja. El premio Nobel de Química de 2015 fue otorgado a tres científicos por sus investigaciones sobre la reparación del ADN. El proceso de reparación del ADN está constantemente activo, en respuesta al daño en la estructura del ADN.
“Tomas Lindahl demostró que el ADN se descompone a un ritmo que debería haber hecho imposible el desarrollo de la vida en la Tierra. Esta idea lo llevó a descubrir una maquinaria molecular, la reparación de la escisión de base, que contrarresta constantemente el colapso de nuestro ADN.
Aziz Sancar ha mapeado la reparación por escisión de nucleótidos, el mecanismo que usan las células para reparar el daño de los rayos UV al ADN. Las personas que nacen con defectos en este sistema de reparación desarrollarán cáncer de piel si se exponen a la luz solar. La célula también utiliza la reparación por escisión de nucleótidos para corregir defectos causados por sustancias mutagénicas, entre otras cosas.

Paul Modrich ha demostrado cómo la célula corrige los errores que ocurren cuando el ADN se replica durante la división celular. Este mecanismo, la reparación de desajustes, reduce la frecuencia de error durante la replicación del ADN en aproximadamente mil veces. Se sabe que los defectos congénitos en la reparación de desajustes, por ejemplo, causan una variante hereditaria del cáncer de colon”.

¿Podemos ayudar a nuestras células a reparar el ADN dañado?
Lo que necesitamos es promover la reparación del ADN, disminuir la inflamación y atacar las células precancerosas. Echá un vistazo a la crema reparadora de UV de Skin Actives.

En cuando a reparar el ADN, se trata de un mecanismo complicado y solo hay unas pocas opciones para ayudar a las herramientas disponibles en la actualidad. Poco a poco, algunos productos químicos han sido identificados como beneficiosos para este propósito y los científicos están comenzando a comprender sus mecanismos de acción. Por ejemplo, cuando los telómeros se vuelven muy cortos, ya no pueden proteger los extremos de los cromosomas; y los activos que promueven la actividad de la telomerasa alargarán los telómeros, evitando daños en el ADN.

¿Qué activos pueden ayudar?

La niacinamida, nombre químico nicotinamida, también conocida como vitamina B3, parece proteger contra el estrés oxidativo causado por los rayos UV (y la inmunosupresión) al aumentar la disponibilidad de NAD +, permitiendo que continúe la vía glicolítica y la producción de ATP.
La melatonina, el producto principal de la glándula pineal, tiene propiedades antitumorales y antiinflamatorias. Lo usamos en nuestra crema post-radiación.
Los retinoides. Se observaron efectos beneficiosos de los retinoides tópicos en el tratamiento de la queratosis actínica, los carcinomas de células basales y los melanomas malignos. Fijate en la crema de vitamina A de Skin Actives para un buen retinoide que no irrita tu piel.
Lección para llevar a casa: cuidá tu piel y el ADN de tu piel. Una vez dañado, es difícil arreglarlo.

Referencias
Rosenthal, A., Stoddard, M., Chipps, L., Herrmann, (2019) Skin cancer prevention: a review of current topical options complementary to sunscreens, J. Europ. Acad. Derm. Veneor. 33: 1261-1267
Valavanidis, Athanasios. Vlachogianni, Thomais, Fiotakis, Konstantinos, Loridas, Spyridon (2013) Pulmonary oxidative stress, inflammation and cancer: respirable particulate matter, fibrous dusts and ozone as major causes of lung carcinogenesis through reactive oxygen species mechanisms, Int. J. Environmental Res. Public Health, 10: 3886-3907

ADVERTENCIA: Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la FDA y no tienen el propósito de diagnosticar, curar, tratar o prevenir ninguna enfermedad.

Traducido por la Dra Cecilia Hidalgo

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.