Skip to content

El agua y tu piel

Hýdōr agua (griego)
Aqua agua (latín)
Wasser agua (alemán)

¿Qué es el agua?
Sin agua no hay vida. De hecho, los cursos de bioquímica comienzan con un capítulo sobre el agua por su inmensa relevancia en prácticamente todas las reacciones químicas.
Como nuestro suero ELS no contiene agua, podemos omitir los conservantes: no contiene agua, por tanto, tampoco bacterias ni moho.
En lo que atañe a tu piel, el agua que permite la síntesis de ácido hialurónico en tu dermis o la transferencia de melanina desde los melanocitos o que el factor de crecimiento epidérmico haga su magia, toda esa agua es aportada por tu cuerpo. Se pierde mucha agua a través de la extensa superficie de la piel expuesta a aire con una humedad relativa, digamos, de 10% . La vida en el desierto de Arizona es por cierto muy diferente de la vida en el océano primordial desde donde evolucionó la vida en la Tierra.


¿Qué podés hacer?
Evitá la pérdida de agua hacia el aire protegiendo la integridad de la barrera cutánea que mantiene tu piel joven y saludable.
Evitá la pérdida de agua usando cremas barrera que contengan ingredientes “impermeabilizantes” como la vaselina o el aceite mineral o las siliconas.
Agregá agua a tu piel como cuando tomás una ducha o aplicás una crema o loción humectante / hidratante.
Tomá agua siguiendo prácticas de sentido común. Es por esto que en Arizona no salimos sin nuestras botellas de agua, mientras que en Miami, con su alta humedad relativa, ¡te sentís (casi) en el océano primordial!


Escuchá a tu cuerpo. No te expongas al sol cuando las noticias te advierten sobre condiciones de calor peligrosas.
Recordá que estresar tu cuerpo hará que sea más fácil contraer infecciones.
Cuidate.


Hannah

Podés leer más sobre el agua en otros posteos de este blog.


Traducido por la Dra Cecilia Hidalgo.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.