¿Cuánto estás pagando por esa caja bonita?

Lo primero que tenés que saber: las cajas para productos de cuidado de la piel cuestan mucho dinero. Se hacen a pedido y la cantidad mínima asciende usualmente a (muchos) miles. Una vez que la lista de ingredientes se imprime en la caja, olvídense de mejorar la fórmula, pues habría que descartar muchas cajas y tirar dinero a la basura.

Es por esto que en Skin Actives no usamos cajas. Normalmente, cambiamos las listas de ingredientes según sea necesario, por lo general para agregar uno o dos activos que las nuevas investigaciones científicas demuestran como efectivos para el problema que estamos abordando con el producto.

Lo mismo es cierto para el embalaje especial. Desde el principio, en Skin Actives hemos sido frugales en lo que respecta al embalaje. En contraposición, gastamos tanto dinero como sea necesario en ingredientes e investigación, y así es como nos mantenemos a la vanguardia del cuidado de la piel. Aunque hemos mejorado gradualmente nuestro embalaje de modo de hacerlo más conveniente e incluso bonito, sigue sin gustarnos gastar dinero en el aspecto más costoso del embalaje: los grabados y la tipografía, las cajas bonitas y los envases de aspecto lujoso.

Nuestros productos son los mejores y también guardan la mejor relación calidad-precio. Si tenés necesidad de algo “bonito” y “lujoso”, tal vez vale que consigas una buena botella de vino o un buen chocolate, pero no reemplaces a Skin Actives por un bonito envase en una bonita caja que en su interior contiene una fórmula barata (y muchas veces inútil). Cuando comprás Skin Actives obtenés el mejor cuidado de la piel y tenés una caja menos para tirar en el tacho de reciclaje.

Traducido por la Dra Cecilia Hidalgo.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.