Skip to content

Cuando no tengas nada más, probá raíces de bardana

La bardana, nombre latino Arctium, es una hierba utilizada en la medicina tradicional china. Hoy en día no confiamos en la medicina tradicional (al menos no cuando se trata de enfermedades peligrosas como una infección viral devastadora) a menos que haya evidencia científica de que realmente funciona para un problema específico y en las concentraciones indicadas.

En muchos países que ahora enfrentan una amenaza viral, el coronavirus “nacido” en 2019, los médicos están poniendo a prueba algunos químicos antivirales que en el pasado han sido de ayuda con otros virus.

¿Cuáles son los mecanismos de acción de los químicos antivirales? Varían mucho: desactivan las proteasas que el virus necesita para ensamblarse o los análogos de nucleósidos que inhiben la replicación del ácido nucleico que forma el núcleo del virus, o  las ribozimas que seccionan el genoma del virus, etc. Los científicos estudian cuidadosamente todo el ciclo viral y diseñan maneras de detenerlo sin lastimar al paciente con efectos secundarios devastadores.

En Corea del Norte, donde la ciencia y la medicina están famélicas y los recursos se usan en la carrera de las armas nucleares, no hay antivirales probados (o tal vez haya algunos, para los estratos sociales superiores, del mismo modo que hay comida suficiente como para que estos engorden). Para el resto de la población queda la bardana.

No me malinterpreten: la bardana contiene muchos metabolitos secundarios, tales como lignanos, ácidos grasos, compuestos acetilénicos, fitosteroles, polisacáridos, derivados del ácido cafeoilquínico, flavonoides, terpenos / terpenoides y compuestos volátiles tales como hidrocarburos, aldehídos, metoxipirazinas, ácidos carboxílicos y grasos, monoterpenos y sesquiterpenos. Uno o más de estos químicos pueden tener actividad antiviral, al igual que el aceite esencial de menta. Pero no te enviaría caramelos de menta para protegerte o ayudar a que te recuperes del brote de COVID-19 (el coronavirus responsable de la pandemia actual). Sin embargo, en Corea del Norte la bardana es, por ahora, lo que el gobierno ha recomendado. Esperemos que el virus no traspase esa frontera en particular, aunque no está en la naturaleza de los virus respetar ninguna frontera, y la bardana no detendrá el virus.

Mientras tanto, lavate las manos y pagá tus impuestos, para que los científicos de las universidades y otras instituciones patrocinadas por el gobierno como los CDC (Curriculum Development Centre?) puedan continuar su trabajo. Personalmente, no pienso abastecerme de bardana.

 

Estos son los momentos en que agradezco vivir en 2020 y no en 1920. Los virus siempre han sido enemigos poderosos de la humanidad, pero al menos ahora tenemos mejores herramientas para protegernos de ellos. Se desarrollará una vacuna contra COVID-19, tal como se ha desarrollado contra otros virus, y la amenaza habrá terminado hasta que nazca otro virus como consecuencia de los errores que la humanidad sigue cometiendo, combinados con la naturaleza y sus poderosos mecanismos.

Y agradezcamos contar con vacunas.

Referencia

Wang, D., Bădărau, A. S., Swamy, M. K., Shaw, S., Maggi, F., da Silva, L. E.,… Atanasov, A. G. (2019). Arctium Species Secondary Metabolites Chemodiversity and Bioactivities. Frontiers in Plant Science, 10. doi:10.3389/fpls.2019.00834

 

Traducido por la Dra Cecilia Hidalgo

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.