Skip to content

Comprender qué son los péptidos. Recetas HUM con péptidos y cómo usarlos

¿Estás buscando una explicación extensa? Aquí la tenés.
La explicación breve es ésta: los péptidos son una pequeña cadena de aminoácidos. Sí, tenés que saber que los aminoácidos (alrededor de 20) forman las proteínas que componen nuestro cuerpo.
Quitemos el halo mítico a la palabra “péptido”. ¡No hay magia en ellos! Cuanto más cortos, menos pueden hacer (salvo que estemos hablando del glutatión).
Esos péptidos cortos que tanta propaganda tienen en la industria del cuidado de la piel son en su mayoría inútiles. Algunos de ellos hasta pueden envejecer tu piel, pero no por el péptido sino por el cobre que contienen (¡corré cuando veas algo azul!).
¿Dónde podés encontrar verdadero valor para tu piel? En los péptidos más largos, o antes bien, en pequeñas proteínas o polipéptidos como el factor de crecimiento epidérmico (EGF por su sigla en inglés), en el factor de crecimiento de queratinocitos (KGF por su sigla en inglés) y, de vez en cuando, en algunos péptidos realmente cortos.

Péptidos cortos:
¿Un ejemplo? Los péptidos de colágeno, que proveerán a tu piel aminoácidos que tu propia piel puede convertir en colágeno y otras proteínas.
Los péptidos cortos (3-6 aminoácidos) son demasiado simples como para formar el tipo de estructura espacial que puede “encajar” en algo de interés. Se romperán y usarán, eso es todo.
El glutatión (reducido) ayudará a tu piel a enfrentar el estrés oxidativo que la contaminación e incluso nuestro propio metabolismo provocan a diario.

Péptidos largos (polipéptidos, proteínas cortas).
El factor de crecimiento epidérmico (EGF) se pliega de manera tal que encaja en el receptor de EGF y da comienzo a una cadena compleja de reacciones químicas en tu piel, lo que dará como resultado más síntesis de proteínas, más división celular y una piel más lisa y agradable. ¡Hurraaaa! Una gota de esta proteína en una crema, loción o suero a base de agua y tu piel te lo agradecerá.

¿Recetas?
Aquí tenés algunas fáciles.

Uñas más largas y saludables.
Podés usar el dúo de uñas SAS o agregar unas gotas de suspensión de KGF a 1 fl.oz. de Sea Kelp Coral (Coral de algas marinas).

Curación más rápida
Combiná el poder curativo de los polisacáridos de algas marinas y otros componentes de algas con el factor de crecimiento epidérmico. Unas pocas gotas de suspensión EGF (dispensada con una pipeta) a 1 fl. oz de Sea kelp Coral acelerará la curación de una lesión reciente de acné.

Suero para defenderte de la ciudad
¿La respuesta óptima? Crema de día antioxidante. Esa es mi receta para que tu piel esté preparada para enfrentar el tránsito de la ciudad. Si querés hacer el tuyo, probá agregando ROS Terminador al gel de ácido hialurónico o a ese suero que te encanta pero que no tiene suficiente poder antioxidante.

Recordá, el HUM (Hágalo Usted Mismo para el cuidado de la piel) no pretende complicar las cosas. La idea es que uses los ingredientes más avanzados a tu disposición para sus propias necesidades y las necesidades de su piel. ¡Según mejor te convenga!

 

Traducido por la Dra Cecilia Hidalgo

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.