Skip to content

Cómo el cuidado de la piel puede ayudar a reforzar la inmunidad innata

¡Nuestra piel realiza tantos trabajos! Uno de ellos es defendernos de los patógenos, y la piel cuenta con los medios (¡y las células!) para hacerlo.

¿Qué es la respuesta inmune innata? Es estar listo para luchar incluso antes de que nuestro cuerpo se haya encontrado con el nuevo enemigo y lo que ayuda a equiparse para la respuesta adaptativa. Está claro que si dependiéramos únicamente de los anticuerpos que se forman días o semanas después del encuentro con un patógeno nuevo, no podríamos sobrevivir mucho tiempo: ¡el nuevo virus o bacteria invadiría, se reproduciría y destruiría incluso antes de que se formaran los primeros anticuerpos!

Al igual que las plantas, los invertebrados y otros organismos vivos, tenemos una primera barrera de defensa que evolucionó durante millones de años y reconoce sustancias que no son como nosotros, como los tipos de moléculas presentes en las superficies microbianas y el ARN de cadena doble que compone algunos virus. (tenemos ARN pero solo de cadena simple). En los seres humanos, las células fagocíticas (macrófagos, neutrófilos y células dendríticas) y los leucocitos innatos (células destructoras naturales, mastocitos, basófilos y eosinófilos) son una parte importante de esta respuesta innata.

En la piel, los queratinocitos epidérmicos actúan como células inmunitarias innatas activas. En respuesta a la detección de moléculas “extrañas” asociadas con patógenos, los receptores inmunes innatos presentes en los queratinocitos se activan, provocando la liberación de moléculas antimicrobianas.

La inmunidad innata del cuerpo, que es fundamental para combatir los virus, se deteriora con la edad (¿qué no lo hace?), y particularmente después de la mediana edad. Si estás buscando activos que ayuden a reforzar esta importante función, los encontrarás en los productos e ingredientes de Skin Actives.

Fijate en los que siguen:
Coral de algas marinas
Refuerzo de glicano 7
Extracto de sorgo bicolor (en nuestro suero antioxidante)
Astaxantina
¡y mucho más!

Referencia
Coates M, Blanchard S, MacLeod AS (2018) Innate antimicrobial immunity in the skin: A protective barrier against bacteria, viruses, and fungi. PLOS Pathogens 14(12): e1007353. https://doi.org/10.1371/journal.ppat.1007353



ADVERTENCIA: Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la FDA y no están destinadas a diagnosticar, curar, tratar o prevenir ninguna enfermedad.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.