Skip to content

Cinco cosas que podés hacer para cuidar tu piel en tiempos estresantes

Hacete un favor y no uses una lupa. ¿Por qué? Incluso aún cuando tu piel se vea muy bien, tu cerebro estresado puede decirte lo contrario. Empezá por ser amable con vos mismo y comenzá por evitar la lupa. Podés usarla para observar insectos interesantes o para hacer bordados (¡me han dicho que el bordado es excelente para aliviar el estrés!).

Pensá en la humedad. Comenzá por limpiar tu piel con un limpiador suave que no la despoje de valiosos lípidos y proteínas. La piel “limpiada” con detergentes y alcoholes resultará seca y sus células muertas, incluidas las células madre que residen en la capa basal y los poros.

Después de enjuagar bien el limpiador, aplicá una mascarilla que te proveerá de una excelente excusa para relajarte durante media hora. Una mascarilla hecha con coral de algas marinas, yogur natural entero y un par de activos que te gusten, hará maravillas por tu piel.

¡No olvides las cejas, las pestañas y el cuero cabelludo! Ahora es el momento de aplicar sueros con factores de crecimiento de queratinocitos en el cuero cabelludo y las áreas de la piel que trabajan para producir el cabello.

Enjuagá la mascarilla y aplicá Nourishing Skin Serum, una fuente de ácidos grasos esenciales y cáñamo calmante.

No olvides la actividad física y las comidas nutritivas. Es posible que los péptidos de colágeno, las vitaminas y los minerales no lleguen a tu piel (por eso en Skin Actives elaboramos Collagen serum, suero colágeno), pero siempre un cuerpo sano puede cuidar mejor la piel y el cuero cabelludo.

Foto: Dos sugerencias para el estrés: un gato hermoso y educado y un bordado.

 

Las afirmaciones de esta página no han sido evaluadas por la FDA y no están destinadas a diagnosticar, curar, tratar o prevenir ninguna enfermedad.

Traducido por la Dra. Cecilia Hidalgo

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.